2018: redescubriendo los museos nacionales del circuito de Bellas Artes de Caracas

Los caraqueños y quienes visitan la cuna de Bolívar cuentan con un circuito de Bellas Artes que ofrece una increíble muestra de la creatividad humana, nacional e internacional.

 
Oasis urbano Imágenes y documentos del Parque Francisco de Miranda

La Galería de Arte Nacional  como parte del 450 aniversario de la fundación de Santiago de León de Caracas realizado el año pasado, muestra una exposición que narran por sí mismas la historia de uno de los parques urbanos más emblemáticos de Caracas: el Parque Generalísimo Francisco de Miranda.

Museo de Ciencias da una mirada a su pasado

La nueva muestra del Museo de Ciencias ofrecerá al público visitante una visión de la conformación y la historia de las distintas colecciones que integran el amplísimo patrimonio del museo más antiguo del país, desde su inauguración en 1875 hasta la actualidad. 

Cencrep restauró Monet de la colección

Les Pyramides de Port-Coton (Las pirámides de Port Coton) se titula la obra del artista francés Claude Monet, de la Colección Fundación Museos Nacionales – Museo de Arte Contemporáneo, la cual fue restaurada por el Centro Nacional de Conservación y Restauración Patrimonial.

La obra del mes.Galería de Arte Nacional

José Francisco Narváez (Porlamar, Edo. Nueva Esparta, 4 de octubre de 1905 - Caracas, 7 de julio de 1982)

Figura decorativa, obra con la que recibe en 1940 el Premio Oficial de Escultura del I Salón Oficial Anual de Arte Venezolano realizado en Caracas. El artista aprovecha las características de la madera para la construcción de un cuerpo abultado, con rasgos expresamente sugerentes de cierta morfología indígena y negroide. Narváez pule la madera para exaltar su brillo y destacar las formas. El teñido sirve para afianzar esta lectura de manera claral, con un tratamiento tan preciso y pulido que asemeja granito, mármol, o alguna otra piedra.

1
2
3
4
5

Noticias

Jueves, Noviembre 9, 2017
Trama y urdimbre de la vida inaugura en el MUCI

Caracas, 8 noviembre de 2017 (Prensa FMN).- El próximo domingo 12 de noviembre, a las 11 de la mañana, el Museo de Ciencias de la Fundación Museos Nacionales, inaugurará la muestra Trama y urdimbre de la vida, en la sala 10 de este espacio museístico ubicado en la Plaza de los Museos.

Esta nueva exposición abordará una de las manifestaciones culturales y espirituales más importantes de los pueblos originarios de Venezuela: la cestería. El público podrá apreciar artefactos elaborados en material vegetal que intervienen en el procesamiento de la yuca amarga y la elaboración del casabe.

El visitante conocerá tipos de fibras de las que están elaboradas estos implementos (tirite, mamure, palmas de moriche, chiquichiqui y uru), así como las técnicas de tejido empleados en su confección (entrecruzado de sarga, entrelazado de torsión y enrollado en espiral), además de las adaptaciones a la vida moderna que sufre la realización de cestería indígena.

Relacionados con las ancestrales técnicas agrícolas y alimentarias de los pueblos originarios, los objetos tejidos son constancia del grado de desarrollo en el procesamiento del maíz (Zea mays), y en especial, de la yuca amarga (Manihot esculenta Crantz) con las que contaban nuestros ancestros antes de la llegada del europeo.

Para el almacenamiento y manipulación del casabe (pan de yuca) y el mañoco (harina tostada o precocida), suelen emplearse al menos siete artefactos como cestas de carga, sebucanes, cernidores, coladores, guapas, bandejas, atizadores o aventadores, además de soportes de cestería y escobillas de fibras vegetales tejidas.

Trama y urdimbre de la vida reúne, en el área de la etnografía, parte de la colección del Museo de Ciencias, que arriba a su 142 aniversario; la más antigua del país, este registro se remonta al año 1875, con las primeras descripciones hechas por Gustavo Adolfo Ernst, primer director de la institución.  

Además, el procesamiento y el consumo de la yuca amarga –así como muchos de los artefactos creados para ello- son tradiciones heredadas de nuestros indígenas. De hecho, Fred Olsen en su libro On the trail of the Arawaks (1974) asegura que para el año 1010 A.C. los Arahuacos ya realizaban el proceso de convertir esta raíz venenosa en un alimento, tradición que llega a nuestros días y forma parte de la dieta del venezolano.

Es tal su importancia que Mariano Picón Salas en Obras selectasPequeña historia de la arepa (1962, p 298) refiere que "son símbolos primarios de la vida criolla y todos los que nacimos en Venezuela somos un poco hijos de la arepa y del cazabe".

El Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Fundación Museos Nacionales y el Museo de Ciencias, invita a la inauguración de esta nueva muestra que impulsa el conocimiento sobre nuestra herencia y el acervo que forma parte de la venezolanidad. FIN Prensa Museos Nacionales