Fruto Vivas y Manuel Espinoza presentes en la Galería de Arte Nacional

Los maestros venezolanos Fruto Vivas, con Inedito y Manuel Espinoza, con Siete sílabas están presentes en la galería de Arte Nacional con sendas exposiciones dónde se descubrió la faceta de retratista del arquitecto y una breve antología del fundador de la Galería de Arte Nacional. En ambas estuvieron presentes familiares y amigos compartiendo las extraordinarias obras de estas figuras del arte venezolano. ¡Ven a visitarnos!

LAS DEMONÍACAS EN EL MBA

La muestra “Las Demoníacas” de Ricardo García, son una serie de dibujos de gran formato que plasman su reflexión sobre el hombre y su lucha por preservar su razón y conciencia ante un sistema que busca controlarlo, reduciéndolo a su mínima expresión: bestializándolos.

Donación Fundación Banco Industrial de Venezuela. Siglo XX

Historias Cruzadas.Donación Fundación Banco Industrial de Venezuela. Siglo XX, completa la exhibición de un importante conjunto de piezas del siglo XIX, entre las que destaca las del maestro Arturo Michelena, las cuales formaron parte del patrimonio del extinto banco del estado venezolano y que, desde 2017, entraron a la colección de la Fundación Museos Nacionales, en custodia de la Galería de Arte Nacional.

Cencrep restaura la obra de Tito Salas "Discurso en el Congreso de Angostura" (1941)

El lienzo se encontraba la escuela Francisco Pimentel, ubicada en la parroquia Santa Teresa. Representó el Segundo Congreso Constituyente de la República de Venezuela. Fue elaborado en el contexto de las guerras de independencia de Venezuela y de independencia de la Nueva Granada.

En ese sentido el Ministro del Poder Popular para la Cultura Ernesto Villegas, informó que el presidente Nicolás Maduro  aprobó los recursos necesarios para dotar a los especialistas y técnicos del Centro Nacional de Conservación y Restauración Patrimonial (CENCREP), para realizar una restauración integral de esta importantísima obra de un inmenso valor histórico, patrimonial y artístico para Venezuela.

1
2
3
4

Exposiciones

El castillete de Armando Reverón. Un espacio de revelaciones sublimes

Para el pueblo alegre y cálido de Macuto, en el estado Vargas, el nombre “Armando Reverón” significa mucho más que la simple mención de un genio: les recuerda al amigo, al vecino que se enraizó en la costa del Litoral Central y levantó con piedras, troncos de cocotero y palmas el bastión donde habría de pasar sus días junto a Juanita y el mono Pancho.
Allí, luego de años de formación en Europa aprendiendo de la técnica de grandes maestros como Goya y Velázquez; seducido luego por los impresionistas, desarrolló una riquísima obra pictórica, que lo hace acreedor, más que merecido, del título del pintor más importante de la plástica venezolana del siglo XX.
El Castillete, su casa, es el lugar donde nadie sabrá a ciencia cierta cuántas genialidades parió su mente aguda y prolífica. Un sitio fantástico y en cierta medida sagrado, por lo menos para quienes se maravillan frente al arte, que se abría al sortilegio de convertir tela y pinturas en belleza abarcada plenamente por la luminosidad del pueblo de Macuto, con su sol abrazador que inunda las pupilas de quien voltea a ver el mar e invade toda la mente, toda la imaginación.
Sin embargo, las aguas, esas que inspiraron tanta belleza para la posteridad, no tuvieron compasión por los muros y objetos que albergaba la edificación construida en 1921: el deslave de 1999 acabó con toda la estructura. Hoy, 18 años después, junto con la comunidad que recuerda a ese templo como ícono de Vargas y patrimonio material de todos los litoralenses, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura asume el compromiso de reconstruir en su locación original el bastión de Reverón, en aras de conservar su legado como parte fundamental de la identidad de La Guaira, de su tierra, su mar y su gente.
Y a esta iniciativa se suma la Fundación Museos Nacionales a través de la Galería de Arte Nacional, desentrañando en sus salas los encantos ocultos tras los muros de piedra: las obras concebidas al calor del mar, las muñecas, máscaras y demás objetos elaborados con amor por el mismísimo Armando para completar sus composiciones. Todo con el compromiso de brindar la oportunidad de acercarse íntimamente al proceso creativo de Reverón y recorrer el desarrollo de su obra, cargada indiscutiblemente del calor y la textura del Mar de las Antillas en la costa venezolana, cuerpo de agua fecundo y próspero que inspiró tanta belleza y genialidad.
Le llamaron “el mago de la luz”. Y la luz del Caribe, invocada por él, colmó a diario los espacios de su taller, su hogar y fortaleza: El Castillete.  

Museo

Galería de Arte Nacional

Lugar de Exhibición

Sala II

Dirección

Avenida México, frente a Puente Brión, La Candelaria, Caracas, Venezuela

Horario

9