Venezuela, colecciones de arte para el mundo

Aquí puede descargar el catálogo de la colección de la Fundación Museos Nacionales de la república Bolivariana de Venezuela

2018: redescubriendo los museos nacionales del circuito de Bellas Artes de Caracas

Los caraqueños y quienes visitan la cuna de Bolívar cuentan con un circuito de Bellas Artes que ofrece una increíble muestra de la creatividad humana, nacional e internacional.

 
Oasis urbano Imágenes y documentos del Parque Francisco de Miranda

La Galería de Arte Nacional  como parte del 450 aniversario de la fundación de Santiago de León de Caracas realizado el año pasado, muestra una exposición que narran por sí mismas la historia de uno de los parques urbanos más emblemáticos de Caracas: el Parque Generalísimo Francisco de Miranda.

Cencrep restauró Monet de la colección

Les Pyramides de Port-Coton (Las pirámides de Port Coton) se titula la obra del artista francés Claude Monet, de la Colección Fundación Museos Nacionales – Museo de Arte Contemporáneo, la cual fue restaurada por el Centro Nacional de Conservación y Restauración Patrimonial.

La obra del mes.Galería de Arte Nacional

José Francisco Narváez (Porlamar, Edo. Nueva Esparta, 4 de octubre de 1905 - Caracas, 7 de julio de 1982)

Figura decorativa, obra con la que recibe en 1940 el Premio Oficial de Escultura del I Salón Oficial Anual de Arte Venezolano realizado en Caracas. El artista aprovecha las características de la madera para la construcción de un cuerpo abultado, con rasgos expresamente sugerentes de cierta morfología indígena y negroide. Narváez pule la madera para exaltar su brillo y destacar las formas. El teñido sirve para afianzar esta lectura de manera claral, con un tratamiento tan preciso y pulido que asemeja granito, mármol, o alguna otra piedra.

1
2
3
4
5

Exposiciones

Cruces contemporáneos. Expresiones de lo lúdico

Una nota común a ciertas concepciones sociológicas, pedagógicas o psicosociales, y aun más a las artísticas, es que el juego tiene un lugar fuera de las condiciones existenciales reales y que, por tanto, para producir obras de arte es preciso abstraer de la realidad cotidiana profana.

Marchan Fiz
1997

Catedrático de Estética y Teoría de las Artes

Esta muestra presenta una selección de obras de la Colección FMN que resguarda el Museo Alejandro Otero y otros museos nacionales, las cuales se clasificaron y analizaron con base en el potencial de aspectos conceptuales y técnicos como materiales, formas y colores que producen alusiones o referentes al juego, desde tan disímiles como variables de composición, hasta los conceptos o planteamientos plásticos y el uso de metáforas y sátiras que sugieren la confrontación o indagaciones en el análisis, reflexiones e interpretaciones de aspectos lúdicos presentes en la obra de arte contemporáneo, de manera implícita o explícita.

Es conveniente entender también las características de los juegos; podemos decir que el juego se enmarca dentro de dos manifestaciones particulares: la del sujeto en sí; es decir, la creada por el sujeto mismo y el juego socialmente convenido; sin embargo, en cualquiera de las dos condiciones, el juego debe ser una actividad que cuenta con las siguientes particularidades:

La primera es que no es utilitario, debido a que no es un trabajo a pesar de toda la energía empeñada. La finalidad del juego es la alegría de jugar y por eso es gratuito. La segunda característica es poder jugar, por eso su carácter improductivo; es más un disfrute de medios que un esfuerzo destinado a algún fin particular, así como el arte, donde por medio del juego de códigos de símbolos y signos, el artista obtiene por su trabajo libertad expresiva.

La tercera característica es su carácter incierto. No se puede determinar el desenvolvimiento del juego, ni conocerse el resultado porque este, en sí, implica incertidumbre, un riesgo. Si se conociera el resultado de antemano, perdería el encanto. Es la misma incertidumbre que transita la trayectoria de la investigación que puede arrojar el trabajo plástico de cualquier artista rodeado con tantas interrogantes que se pueden ir problematizando o aclarando durante toda su carrera cargada de los cambios o desarrollo, la complejidad y transformaciones de su obra.

La cuarta característica es la ficción del juego o el de las reglas, pero no ambas cosas. El juego de ficción consiste en ser otra o hacerse pasar por otro. El sujeto se despoja momentáneamente de su personalidad para fingir otra, es algo simbólico, donde el jugador, a pesar de abandonarse con todo su ser, tiene al mismo tiempo conciencia de estar representando algo como si fuera verdad. El juego tiene su carácter reglamentario; suele verse como una actividad poco seria, pero por el contrario es algo muy serio. Este se encuentra ligado al orden, las reglas, las interpretaciones y el análisis, así como el arte, es internalizado, meditado y en él se manifiesta el espíritu y la lógica del que participa y del que lo observa.

También es oportuno plantear el concepto de esta relación de Marchan Fiz (1997):

La relación arte-juego polariza en dos posiciones críticas: la primera considera el juego como uno de los aspectos fenoménicos con los que el arte se expresa. La segunda concibe el arte como uno de los momentos de la actividad lúdica del hombre.

Museo

Museo Alejandro Otero

Lugar de Exhibición

Sala 2

Dirección

Complejo Cultural La Rinconada, Caracas

Horario

Martes a viernes: 9:00 am a 5:00 pm / Sábados, domingos y feriados: 10:00 am a 5:00 pm